';
Multilocalización
Image module

¡En las fresas está la fórmula!

Ya no nos sorprende leer ni escuchar noticias sobre la importancia de adaptarse al mundo actual globalizado. Nada es nuevo, ni siquiera conceptos como la internacionalización o incluso la multilocalización o la deslocalización, estas últimas quizá un poco más lejanas. Existe cantidad de documentación y conocimiento teórico para poder diseñar y planificar  exhaustivamente la forma en la que llevar a cabo dichos procesos. Sin embargo, el problema no surge ahí, sino cuando se afronta el reto y toca implementarlo y mantenerlo en el tiempo de manera sostenible. Para ello, quizá tengamos que fijarnos más en una nueva palabra, esta palabra es Estolón (Stolon Model, Maider Villaverde – Maider Pagola, 2017).

Como contexto general, aprovechamos para compartir la visión que Dave Gray expone en The Connected Company, donde se recalca la importancia de romper y replantear totalmente con los moldes establecidos en lo que a gestión y relación inter/intra empresa se refiere hasta la fecha. Crear nuevos proyectos nacidos en diferentes lugares, que se retroalimentan y generan una red de conexiones que permiten a su vez generar nuevas oportunidades y seguir haciendo crecer la red. Con una vocación ni de expansión ni conquista, sino de servir las comunidades locales a las cuales nos exponemos.

Image module

A las actividades que esas empresas conectadas y nacidas en diferentes lugares del mundo desarrollan, hay que sumarle la dimensión de las personas y de los equipos, los cuales hay que cuidar y alinear hacia un mismo objetivo. Hay que transmitir y crear una cultura y ambición común. Tan importante es priorizar este aspecto como el propio proyecto empresarial.

Cada vez son más los estudios que defienden que una de las mayores claves del éxito de las empresas es la propia cultura y el equipo, pero ¿cómo haces para mantener dicha esencia en la realidad que nos plantea Eric Meyer en The Culture Map? ¿cómo vamos a conseguir trabajar de manera eficiente y eficaz si tenemos una percepción totalmente diferente de los diferentes aspectos que componen el propio desarrollo de un proyecto?

Image module

 

Haciendo referencia al MAO Model (MAO Model, Nerea Collazo, 2017), que nace del I-ching (moneda tradicional china) y donde la tierra son las características inamovibles y el cielo los factores a tener en cuenta y adaptar en cada una de las situaciones, hemos definido cuales son nuestras características innegociables, las que hay que mantener sí o sí allá donde tengamos y vayamos a tener actividades en un futuro y lo que probablemente, marcará el éxito o fracaso de nuestro proyecto multilocalizado. El tiempo lo dirá.

  • Actitud y espíritu TAZEBAEZ
  • Competencias humanas como empatía, humildad y simplicidad
  • Impacto social y de negocio
  • Emprendedores de equipo globales y creadores

Y ahora sí, toca explicar el motivo por el que nuestro modelo de multilocalización recibe el nombre de “Stolon Model”. Un modelo en el que hemos tenido en cuenta todo lo mencionado en las líneas anteriores y que mediante una simple metáfora, permite entender perfectamente la manera en la que queremos nacer, re-nacer y crecer en los distintos países. Según se lee en Wikipedia, en botánica, un estolón es un brote lateral que nace en la base del tallo de algunas plantas herbáceas y que crece horizontalmente con respecto al nivel del suelo. Tiene entrenudos largos y cortos alternados que generan raíces adventicias, las cuales, a su vez, producen nuevas plántulas o embriones.

“Visualizamos el mundo como el jardín de TAZEBAEZ, donde en la actualidad existe una gran planta en Euskadi y desde la cual se han creado nuevas plantas mediante estolones.”

``El modelo estolón es una muestra de que no vemos (o no queremos ver) barreras geográficas``

Image module

Raíces: A pesar de que no se puedan ver, una de las partes más importantes de la planta, ya que es la que ayuda a alimentarse y además, evita el salir volando con el viento. Es importante generar unas raíces fuertes en todas las localizaciones.

Stolon: En nuestro caso, los agentes y personas que empiezan y cierras las primeras oportunidades internacionales.

Embrión: La nueva planta creada a partir del estolón. Metafóricamente, las nuevas localizaciones de Tazebaez.

La tierra: donde las plantas se plantan. La propia tierra tiene que cumplir con los ingredientes necesarios para que ésta crezca, siendo la misión de los estolones la de encontrar las mejores condiciones para ello.

Repercusión: Las plantas son indispensables para determinar la calidad de vida en el planeta tierra por varias ventajas medioambientales (generación de oxígeno, alimentación…), algo que también hay que poner en valor en el mundo de los proyectos y empresas.

Como ejemplo, nuestro propio negocio Travelling University, entre los cuales se encuentra LEINN International, Grado en Liderazgo Emprendedor e Innovación internacional, con todos los retos que ello conlleva. Más allá de las 10 nacionalidades que tienen los Leinners de orígen africano, americano, asiático y europeo, hay que tener en cuenta la dificultad extra por tratarse de un grado itinerante, donde la base física se compone de varias estancias internacionales en mínimo 3 continentes y 6 destinos. Esa multiculturalidad tiene que verse reflejada también en el equipo promotor, siendo la única forma de poder dar respuestas de calidad a las demandas del reto que se afronta. Actualmente el propio equipo se compone de 5 nacionalidades diferentes, a lo que por supuesto, hay que sumar las relaciones y colaboraciones estratégicas con los agentes locales. Una locura, una auténtica locura que resulta ser la única manera de poder responder a los retos globales que se están planteando.

Por ello, y sin pretensiones de generar un debate más lógico del mundo agrícola, lanzamos una pregunta al aire ¿Las fresas, hay que comerlas o tenemos que cultivarlas?

Comments
Share
TAZEBAEZ

Leave a reply