';
Koop
Image module

A veces, entre nuestras reflexiones personales, se cuelan conceptos externos llegados como susurros consejeros. Dichos o tópicos que esconden píldoras de sabiduría popular en forma de tweet ancestral o curiosidad. Por ejemplo, esa filosofía que dice que para ver lo que tenemos cerca debemos distanciarnos, ganar perspectiva y mirar más allá del problema. De ese modo se encuentra la solución. Algo así como lo que le pasaba a Patch Adams.

En diferentes momentos de la vida el ganar distancia es relativo. Cuando eres niño alejarse es ir de tu casa a la plaza del pueblo. Más tarde, cuando creces, distanciarse es un viaje de estudios. Es innegable que para las personas que conformamos TAZEBAEZ “el viaje” no es solo una forma de aprender, sino una búsqueda de plenitud. Un modo de hallar felicidad y sabiduría. Anteriormente ya hemos hablado del talento en TAZEBAEZ y lo que decía nuestro colega Aristóteles sobre la felicidad como una experiencia global de placer y significado, algo que trabajamos especialmente en la parte que se suele dejar de lado: el significado en la vida. Cada persona tiene su propio significado, sus pasiones, su misión, sus ambiciones, su talento…pero todo ello también cambia con el paso del tiempo.

Entonces, ¿cómo se puede proyectar de cara al futuro?

Retomamos la teoría del Ikigai y cómo nos ayuda a definir nuestro empleo proyecto ideal a nivel individual. Pero todo ello se complica cuando, además de a las 30|40 personas que componen tu equipo, debes de escalarlo a la sociedad, a la comunidad…. Este es el reto de las organizaciones del siglo XXI, el gran reto de TAZEBAEZ.

Es innegable que para las personas que conformamos TAZEBAEZ “el viaje” no es solo una forma de aprender, sino una búsqueda de plenitud.

Así que viajemos en el tiempo para ganar perspectiva. Y nos vamos al origen del movimiento cooperativo de Mondragón, con la mirada de la juventud de los años 50, pero con la visión tras las lentes de Don José María Arizmendiarrieta, persona que supo aglutinar trabajo, dignidad, significado y ambición de un pueblo que, a priori, estaba destinado a la oscuridad.

La naturaleza humana siempre determina, quizás por el miedo a enfrentarse a componer nuevas realidades, que cualquier tiempo pasado fue mejor; pero no lo es. Es un espejismo que generación tras generación se expande como si fuese un virus letal, difuminando un mensaje lúgubre en las nuevas generaciones: “No lo intentéis, no os esforcéis”.

Sinceramente, he perdido el concepto espacio temporal, puesto que por mucho que estemos lejos, lo siento muy cerca.

No obstante, toda regla tiene su excepción, y esa fue (es) la nuestra. La alternativa comprometida y creadora de lxs jóvenes trabajando en cooperación (cooperativistas), de los que decidieron (han decidido) reinventarlo todo y no conformarse, los que nadan en contra de lo establecido, del status quo, de la (in)comodidad… en pro de una sociedad más justa y equitativa, más sostenible a nivel medioambiental, humano y económico; una sociedad mejor, un mundo mejor.

Personas que mediante su (nuestro trabajo) hemos decidido ser libres, autogestionadas y felices. Arizmendiarrieta nos muestra constantemente una luz entre las sombras, una inspiración de una comunidad unida en cooperación, capaz de crear un grupo empresarial referente y, sobre todo, diferente. Haciendo del País Vasco, estemos donde estemos, regiones más igualitarias y con mejor calidad de vida que sirvan de inspiración al mundo, actuando con responsabilidad y valentía.

 

Y terminamos nuestro viaje temporal volviendo al presente, diciendo que nosotras y nosotros lo sabemos, lo apreciamos, y nos lo creemos. Por ello, somos parte activa de Arizmendiarrietaren Lagunak Elkartea.

Queremos contribuir a la difusión de esta alternativa de vida, la de ser una persona que hace de la cooperación su proyecto de vida, una forma diferente de ser y de ver las cosas. Necesitamos conectar tanto con iniciativas locales como globales, las canas con las ganas, generaciones y culturas, para inspirar a la acción y mostrar que otras formas de hacer empresa y transformar el mundo son posibles.

Aitor Bengoetxea (Gezki): La ultima ola neoliberal es preocupante, el cooperativismo es la alternativa fundamental.

Antonio Cancelo (Ex presidente Eroski y MCC): “Si Fagor hubiera sido una sociedad de capital, habrían perdido mas empleos”

Benat Irasuegi (OlatuKoop): “Si compites con monstruos a nivel mundial, puedes perder el espíritu cooperativo”

Aitzol Loyola (Lanki): La cooperativa no es perfecta, pero es un modelo avanzado desde un perfil social”

Tenemos presente la importancia del renacimiento del espíritu original del movimiento cooperativo de Mondragón. Aquél que se inició en Euskal Herria y conquistó el mundo. Entendemos que debemos impulsar un equipo potente de jóvenes capaces de liderar el legado recogido. Somos conscientes de que para renovar esta esencia cooperativa necesitamos estrategia, acción, comunicación, juntarnos con los afines y, sobre todo, con los no tan afines. Implicar a Ikastolas, escuelas y universidades, pero también a empresas y personas que bajo sus acciones diarias no son conscientes de la importancia y el aporte que tiene su labor para el desarrollo local y cooperativo, pero, sobre todo, para inspirar al resto del mundo.

En TAZEBAEZ estamos comprometidos con la causa y hacemos nuestra la máxima de Don José María: El mundo no se nos ha dado para contemplarlo, sino para transformarlo. Aurrera, beti aurrera!

TU LANKIDE: Humanity at music

Formakuntza hartu behar
jakina aintzako,
lana sortzea ere
ez legoke txarto.
“nola” galdera ere
erantzun beharko…
formula orokor bat
hartu zen ontzako:
ahal dela denongandik
eta denontzako.

Behin ondo aztertuta
aurre ta atzea,
behin egoki egiten
bada balantzea,
nahi bada amestua
inoiz gertatzea,
soilik falta da sakon
arnasa hartzea,
bertigoak uzatu
ta martzan jartzea.

Comments
Share
TAZEBAEZ

Leave a reply